Muchas veces la persona que da un masaje erótico piensa que es solo para relajar y excitar a la otra persona y no es así. Esta práctica sexual tiene que ser un placer mutuo, recorriendo cada parte del cuerpo de la pareja, transmitiéndole deseo, cariño y tranquilidad.

Primero como punto inicial tiene que haber un lugar aromatizado, cómodo, relajante, con velas aromáticas y música para dar un toque más romántico. En la habitación no debe haber corrientes de aire porque puede interrumpir la relajación corporal. Lo ideal es elegir un espacio donde no haya interrupciones.

Para realizar este tipo de masajes se tienen que utilizar aceites y no cremas. Los aceites se pueden meter a la boca y no harán ningún mal estomacal, en cambio las cremas sí. Para el torso se usa el aroma a jazmín, rosa, madera o sándalo y para todo el cuerpo sirve la vainilla, canela o almendras dulces.

Antes de comenzar a tocar a la pareja nunca tener las manos frías y siempre tener cerca todo lo que se va a utilizar. La conexión energética se pierde si se sacan las manos del cuerpo de la persona.

Cada uno decide por donde quiere empezar el masaje. Tradicionalmente se comienza por la espalda, se baja por las nalgas hasta los pies. Luego se recorre todo el cuerpo hacia arriba y se termina por la cabeza.

Cuando se masajea la zona de los pies es importante tener las manos bien lubricadas y apoyar los dedos de manera firme porque puede producir cosquillas. Luego, subir por toda la zona de las piernas deteniéndote en la parte interior de los muslos para lograr mayor excitación.

No solamente se pueden usar las manos, también la cara, los pechos y hasta los pies. Muchos utilizan masajeadores pero lo ideal es tener un contacto directo con la piel de la pareja.

En cuanto a la fuerza que se ejerce en el masaje, no debe ser excesiva porque la persona que lo recibe puede sentir dolor. Este tipo de ejercicios son para transmitir amor y relajación, no es un masaje terapéutico de un profesional. Por eso, si se encuentra un nudo no se tiene que intentar reducirlo.

Cuando se termine de masajear toda la zona posterior, se le puede pedir a la pareja que se coloque boca arriba. Al momento de masajear los pechos del hombre o la mujer tienen que ser en forma de corazón y muy despacio.

Durante el masaje es cuestión de dejar los genitales con incertidumbre, de esa manera sube la temperatura de la persona que recibe el masaje. Entre más incertidumbre mayor excitación.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here