El sexo oral es una técnica ayuda a excitarse y es la manera más rápida para llegar al orgasmo. Muchas parejas lo practican antes de la penetración como parte de la previa. Gracias a que la lengua tiene gran cantidad de movimientos y siempre está húmeda, produce una mayor estimulación que la mano. Dentro de la felación y el cunnilingus hay una práctica que sale de lo cotidiano y es el “humming”.

No se necesita un juguete vibrador para provocar la sensación de cosquilleo en los genitales. Humming significa zumbador, se podría considerar que es una vibración que se realiza en los genitales o en alguna parte del cuerpo con la boca.

Para realizar sex-humming se tiene que pronunciar “Ommm” con la garganta. Las cuerdas vocales producen ondas vibratorias que generan cosquilleo en los genitales. Aunque pueda parecer un ruido gracioso, es muy placentero cuando se realiza. En un cunnilingus, el humming es con la boca cerrada apoyando los labios sobre la vulva alternando movimientos circulares, horizontales y verticales. En caso de una felación, cuando el pene está dentro de la boca el zumbido le produce el cosquilleo en el glande. Para mejorar los efectos, se pueden variar la intensidad y prolongación de la vibración. También, este zumbido se puede hacer en diferentes zonas erógenas.

Esta técnica innovadora puede ayudar a salir de la monotonía en la pareja y en las relaciones casuales será algo fuera de lo cotidiano y tal vez haya una segunda vuelta. Aunque si la persona no sabe hacer sexo oral aunque implemente humming no va a cambiar. Lo más importante es tener ganas a la hora de hacer la felación o el cunnilingus y que sea un placer mutuo, no individual.

 

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here