El primer encuentro es un momento para conocer e interactuar con una persona que es nueva en la vida de cada uno. La pregunta es: “¿Habrá un segundo encuentro?”, todo depende de cómo sea el primero. “No hay segunda oportunidad para la primera impresión”, decía Oscar Wilde, escritor irlandés del s.XIX. Cuando recién se conoce a alguien, la persona está más atenta y observa los movimientos, gestos, opiniones y postura frente la vida, todo determinará si hay o no una segunda cita. ¿Pero qué sucede si la situación se pone candente y quieren tener sexo? ¿Perjudica en la valoración?

En una encuesta hecha a más de 1.000 personas entre 18 y 35 años, los editores de Cosmopolitan revelaron que el estigma del sexo en la primera cita es un cuento del pasado. El 82.6% de mujeres participantes en la encuesta todavía cree que el hombre las va a menospreciar si se entregan tan rápido. El 67% de hombres dijo que no juzgan a la mujer por acostarse con ellos en la primera cita. Ni pensarían en calificarla como una chica fácil, simplemente los tiempos han cambiado.

A pesar de que la mayoría de los hombres no piensen que una mujer es rápida por tener sexo en el primer encuentro. Una investigación publicada en el Journal of Sex Research realizada por la Universidad de Harvard detalla que las parejas que tienen sexo en la primera cita experimentan menor satisfacción, comunicación y estabilidad, en comparación con las que esperan más tiempo.

Muchas relaciones sexuales en la primera cita se viven como un momento incomodo porque no se conoce a la persona con anterioridad, ni se sabe que cosas les gustan y cuáles no. Otro aspecto negativo es que se acaba con la espera de ese encuentro erótico. Si una de las dos personas deja en duda sobre como proseguirá la relación, suele dañar el autoestima. Muchas mujeres se sienten usadas y se arrepienten de haber tenido sexo.

Aunque no todo es negativo, tener sexo en la primera cita ayuda a saber si hay o no cosas en común o si acaba en una relación fugaz. Otro estudio, publicado en Health Day News, señala que las personas que tienen sexo en un primer encuentro también pueden llegar a tener una verdadera relación estable en el futuro.

Las personas que aceptan tener relaciones en la primera cita se las consideran más liberales y más pasionales. Hacer lo que se siente y se quiere es ser libre.

Compartir
Artículo anteriorHumming: ¿Qué es y cómo se hace?
Artículo siguientePerversiones sexuales
.Directora de Mundo Lujuria (www.mundolujuria.com) .Periodista en Agencia NOVA

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here