En las prácticas de eróticas extremas de BDSM (Bondage y Disciplina, Dominación y Sumisión, Sadismo y Masoquismo) se encuentra el fisting o fist-funcking. Este acto necesita conciencia y cuidados previos ya que puede lastimar o provocar enfermedades a la persona sumisa. El fisting consiste en introducir la mano de manera parcial o total en el ano o la vagina de la pareja.

Para llevar a cabo esta actividad, en primer lugar se necesita consentimiento y confianza entre la persona dominante y la sumisa. Es fundamental usar lubricante en base de agua para una mejor penetración, guantes de látex o nitrilo o tener uñas cortas, no usar anillos y por supuesto higiene de parte del dominante y la sumisa.

Si se quiere realizar una penetración luego del fisting anal se debe usar preservativo porque los vasos sanguíneos del recto quedan abiertos y aumenta el riesgo de contagio de enfermedades de transmisión sexual (ETS). El intestino puede ser insensible al dolor durante la penetración, por lo que pueden producirse perforaciones muy graves, que no se manifiestan de inmediato, o desgarros muy dolorosos en el ano con necesidad de intervención quirúrgica por hemorragia, por lo que es imprescindible una dilatación previa de los músculos, así como el conocimiento técnico de esta práctica.

Fist-fucking no es tan peligroso como se puede pensar si se realiza de forma correcta. Para comenzar la penetración tiene que ser de manera paulatina y no de golpe. Primero se penetran dos dedos y luego se van sumando más a medida que se vaya dilatando el ano o la vagina. En caso que sea anal es importante utilizar bastante lubricante ya que el ano no lubrica como la vagina.

Tener mucha paciencia es la clave para hacerlo bien. Es normal que en las primeras veces que se practique el fisting no pueda haber una penetración completa. Una vez que se puede penetrar toda la mano hay diferentes movimientos con la mano cerrada, abierta, con forma de pico o girando la mano. La sumisa debe comunicar de qué forma le gusta más y que no le hace doler.

Una vez terminada la sección o si por un inconveniente tiene que cortarse la actividad no debe ser de manera repentina porque no es bueno realizar movimientos bruscos.

Por último, no se recomienda hacer esta práctica sexual extrema con niveles de alcohol o drogas. A disfrutar sin lastimar a nadie.

Compartir
Artículo anterior“Me enamoré de mi jefe”
Artículo siguiente10 cosas de “intensos”
.Directora de Mundo Lujuria (www.mundolujuria.com) .Periodista en Agencia NOVA

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here