Los hombres odian que los dejen a medias en el acto sexual. Pero todo tiene una explicación lógica. Si durante un coito o el momento erótico, el hombre no llega a la eyaculación esto le produce dolor en los testículos. A diferencia de las mujeres que no sufren ese dolor aunque si tienen otros dolores, como cuando se acerca su periodo de menstruación.

Se lo define como “Síndrome de bolas azules” a la hipertensión del epidídimo. Los testículos se tornan a un color azulado. Cuando la sangre está oxigenada se crea en la superficie de la piel un color rojo, mientras que la sangre con poco oxigeno se vuelve de color azul. Cuanta más sangre se quede en los testículos y en el escroto, sin circulación para el corazón y los pulmones; mientras menos oxigeno tenga, más azul se verá la piel.

Si un hombre no llega a culminar con la eyaculación, la sangre en los genitales se acumula causando pesadez, dolor o malestar.

Normalmente, cuando se logra culminar teniendo la expulsión del semen, los vasos sanguíneos regresan a su tamaño normal y el volumen de la sangre en los genitales también vuelve rápidamente a su estado natural.

Si no se alcanza el orgasmo, la sangre y fluido linfático tienden a acumularse, y la sangre comienza a quedar falta de oxígeno. El término técnico es vaso congestión. El dolor, por tanto, estaría ocasionado por los testículos y la próstata, ante la alta presión sanguínea mantenida localmente durante excesivo tiempo tanto dentro de la bolsa escrotal como en la zona de la próstata.

En pocas palabras y sin tantos términos profesionales, se debe a que con la excitación el esperma ha salido de los testículos y se halla en la mitad de ninguna parte. Si el final feliz no se produjo y no salió del pene, el semen se queda atrapado generando dolor en los testículos.

Puede ocurrir que si pasan varias veces que no se llega a la eyaculación, terminan produciéndose polución nocturna que es una eyaculación involuntaria de semen que tiene lugar durante el sueño.

La mejor forma para aliviar este dolor es con la eyaculación.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here