No hace mucho tiempo que se descubrió el famoso y amado clítoris, considerado como la fuente principal de placer en el cuerpo de la mujer y el único órgano que provoca placer. La sexualidad femenina se consideró un secreto indescifrable por la represión a la satisfacción.

Al ver el clítoris por fuera solo se puede notar una pequeña parte de lo que es. Pero la mayor parte se encuentra en el interior del cuerpo. Dos raíces de diez centímetros se extienden a lo largo, sus ramificaciones provocan que mujeres tengan orgasmos vaginales. Cuando una mujer se exista el clítoris se llena de sangre y se agranda.El conocimiento del clítoris comenzó en los comienzos de 300 a.C., Hipócrates aseguraba que para que la procreación se viera favorecida era importante el orgasmo de ambas partes. En aquellos años se creía que estimular el clítoris durante las relaciones sexuales aumentaría la fertilidad.

Pero quien descubrió y lo bautizó con ese nombre en 1559 por Realdo Colombo, un cirujano italiano. Le dio el nombre “Amor Veneris”, luego conocido por el vulgo como “kleitoris”. El medico experimentaba con prostitutas y con la disección de cadáveres para descubrir el cuerpo femenino.

Cuando el medico publicó su obra llamada “De re anatómica” terminó siendo censurada. En ella, se presentaba una descripción completa de la circulación pulmonar y corregía algunas de las omisiones y errores de su maestro .En 1559, año en el que murió su autor se puedo conocer descubrimiento.

“El órgano que me fue dado descubrir presenta la apariencia de un pene y, además, como ésta, se yergue o se baja”, expresó en su obra el cirujano.

En 1750, se prohíbe masturbarse. El medico Samuel Tissot etiquetó como un practica funesta. Hacia 1830 cuando algunos médicos practicaban la escisión “terapéutica o punitiva” de las jóvenes reincidentes que desobedecían esta norma. Esa operación tenía consecuencias morales.

En 1876, Oskar Hertwig y otros “ovulistas” descubren que la procreación procede del encuentro entre el óvulo y el espermatozoide: el orgasmo femenino no aumenta la fertilidad de la mujer. Eso provocó aún más rechazo y tabú en la sociedad.

Pocos años más tarde, se cree que gran parte de las mujeres sufrían de histeria y para curarla el médico practicaba tocamientos bulbares con vibraciones para provocarles un orgasmo. Es así como las mujeres recurrían al orgasmo para mejorar su salud.

Leé también: “El primer vibrador de la historia”

Sigmud Freud también tuvo su teoría acerca de la sexualidad femenina. En 1905, el psicoanalista señaló que la sexualidad clitoriana era infantil y cuando se convertía en adulta y estructurada, debía abandonarlo para dedicarse únicamente al orgasmo vaginal. Eso provocó mucha confusión a lo largo del tiempo tanto para hombres y mujeres. El clítoris había desaparecido hasta de los libros de anatomía.

En 1975, Shere Hite publicó los resultados de una gran encuesta sobre el placer femenino. El trabajo de Hite mostró que el 70% de las mujeres no habían tenido orgasmos mediante la penetración, pero son capaces de alcanzar el orgasmo fácilmente mediante la masturbación u otras estimulaciones clitoridianas. Sólo un 30% de las mujeres participantes en su estudio habían experimentado alguna vez un orgasmo durante el transcurso del coito.

Leé también: “Orgasmos femeninos: Clítoris vs Vagina”

Después de recibir ataques hacia ella y hacia su trabajo, la sexóloga renunció a su nacionalidad estadounidense en 1995 para pasar a ser alemana.

En 1995, médicos se dieron cuenta que el sistema nervioso de los órganos sexuales femeninos no estaba recogido en ningún libro de anatomía, mientras los masculinos, sí. Es así que se toma la decisión de redibujar la anatomía del clítoris con los medios modernos. A partir de los años 2000, la sociedad comenzó a hablar sobre la función del clítoris y se convirtió en el tesoro más preciado en la vagina de la mujer.

Compartir
Artículo anteriorMasturbación masculina
Artículo siguienteGlory Hole: Una práctica en anonimato
.Directora de Mundo Lujuria (www.mundolujuria.com) .Periodista en Radio Uno FM 103.1 .Periodista en El Espectacular (www.elespectacular.com.ar)

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here