En el momento del sexo oral son muchas las mujeres que prefieren que eyaculen lejos de su cara y mucho menos adentro de la boca para no sentir el mal gusto del semen o para no ensuciarse el cabello, pero todo puede cambiar con una buena alimentación.

El semen posee una consistencia viscosa, un color blanco o amarillento y el sabor puede variar dependiendo de la alimentación de la persona. Para quienes no les gusta sentir en su boca el semen por su textura pegajosa, la mejor opción es tener una bebida cerca para que pueda pasar con mayor facilidad. Otra técnica es que el hombre eyacule cerca de la garganta de su pareja de esa manera no tocaría su lengua.

Normalmente, el color del semen es blancuzco o levemente amarillento, por las flavinas provenientes de la vesícula seminal. Si el líquido eyaculado presenta un color anaranjado o rojizo, es posible que contenga sangre, signo que se conoce como hematospermia, que puede indicar un trastorno urológico, en esos casos se debe acudir al médico.

En la eyaculación, el semen está compuesto en un 90 por ciento por fluido seminal que contiene azucares, proteínas, vitaminas, sales y minerales que hay en el cuerpo y que provienen de los alimentos que se ingieren y el 10 por ciento de espermatozoides.

El volumen promedio del semen de una eyaculación es de 2 a 4 mililitros, con un máximo de 5 mililitros tras un periodo de abstinencia de 3 a 7 días. La cantidad depende de la abstinencia sexual previa y del nivel de excitación durante la actividad sexual.

Se sostiene que el mejor gusto del semen es el dulce y se recomienda ingerir los siguientes alimentos y bebidas:

– Jugo (sobre todo el de ananá)
– Ananá
– Mango
– Apio
– Sandía
– Melón
– Canela
– Kiwi

El gusto del semen puede empeorar a amargo o salado si se come o bebe los siguientes alimentos o bebidas:

– Café
– Espárragos
– Carne roja
– Alimentos fritos
– Coliflor
– Alimentos con mucha sal

También, el alcohol, las drogas, el cigarrillo y los medicamentos pueden empeorar el sabor dándole un gusto agrio y con mal olor.

Pero no todo está perdido, otra forma de cambiar el sabor del semen al momento del sexo oral es utilizando geles lubricantes con gustos. Se pueden conseguir en cualquier sex shop o farmacia y vienen de todo tipo de sabores.

Un buen sexo oral enamora y más si se traga…

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here