No solo son las mujeres quienes sufren una disminución hormonal, los hombres con edad avanzada atraviesan un proceso llamado andropausia por el cual las capacidades sexuales disminuyen por la baja de los niveles de testosterona en el organismo o el mal funcionamiento de los receptores. El inicio de este proceso puede variar, muchos lo experimentan a partir de los 50 años.

A diferencia de las mujeres con menopausia que les marca el fin de las posibilidades de procrear, la andropausia no perjudica al hombre en la producción de espermatozoides, por lo cual, puede tener hijos hasta en muy avanzada edad.

Según estudios, el 82 por ciento de los hombres de mayor edad sufren andropausia. Los síntomas se suelen asociar al estrés y entre ellos padecen irritabilidad, depresión, fatiga, ansiedad, potencia sexual reducida, baja libido, eyaculación reducida, deterioro óseo, cabellos y piel seca, problemas circulatorios, sofocos y dolor de cabeza.

Al igual que las mujeres con menopausia, los hombres sufren sofocos y cansancio en la andropausia.

Algunas enfermedades pueden ser consecuentes a que se presente la andropausia, entre ellas: la diabetes mellitus, el síndrome metabólico, alteraciones del sistema cardiovascular y la hipertensión arterial.

Para saber si se sufre de andropausia, el hombre debe realizarse análisis de sangre para detectar la testosterona libre y biodisponible. Si el resultado da que la testosterona está baja y además sufre síntomas de sofocos, falta de deseo sexual, etc. esto se diagnostica como andropausia.

El tratamiento que suelen administrar los médicos especialistas es un gel que se coloca en los brazos o espalda y en forma de inyección intramuscular. Luego, el hombre tendrá un gran incremento del deseo y la actividad sexual, aumento de la erección y mayor energía para seguir teniendo más y mejores orgasmos.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here