Muchas parejas luego de tener una pelea tienen el famoso “sexo de reconciliación”, el cuál se lo considera más excitante y apasionado. Según expertos, buscar la solución inmediata ante los problemas no es la mejor opción.

El sexo de reconciliación suele ser más excitante porque al pelear se activa la respuesta física de “pelear o huir”, eso provoca que el cuerpo tenga un aumento en la percepción sensorial debido a la liberación de neurotransmisores. Esto causa un incremento de los sentidos.

Tener sexo después de una discusión produce una satisfacción efímera y luego se vuelve al problema inicial. Especialistas aseguran que muchas parejas pelean para tener relaciones sexuales y esto genera desilusión e insatisfacción. Este tipo de relaciones suelen ser tóxicas y acaban separándose porque no pueden solucionar los problemas.

Cuando las peleas son más cotidianas y la remedio siempre desemboca en tener relaciones sexuales es momento de comunicarse con la pareja para que no se prolongue en el tiempo.

Durante el acto sexual, las personas quedan con su mente en blanco sin pensar el problema porque se enfocan en disfrutar del momento pero luego eso no va hacer que se olviden de la razón de la pelea.

El sexo como reconciliación ayuda cuando la pelea ha sido resulta por medio de la comunicación. Aun así para tener buen sexo no se necesita pelear.

Solucioná los problemas y tené sexo apasionado con tu pareja.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here