Me sentía arrepentida por no darle una oportunidad a ese hombre que parecía ser bueno y me quería. Pero si se la daba iba a hacer lo mismo que todos hacen, conformarme.

Conformarme con alguien que no es para mí, que no me seducía, que no me gustaba del todo, que no me inspiraba, que no era el que imaginaba en mi vida, ¿era en verdad lo que quería?

Me di cuenta que pasé mi vida conformándome con lo que hay, con el trabajo mediocre que conseguí, con la casa insulsa que elegí, con las vacaciones precarias que me pude dar y hasta con parejas ordinarias.

Una voz dentro de mí me dijo: “Si querés ser exitoso, querés cumplir tus sueños no puedes pretender en conformarte. Si no salís a buscar lo que querés nadie ni nada te va a venir a golpear tu puerta. No, eso no pasa. Si querés salir de esa postura mediocre tenés que moverte y dejar de esperar”.

¿Pero qué era lo que tenía que cambiar? Para saber si sos feliz tenés que sentirte satisfecho en todas las áreas de tu vida, la familia, los amigos, el dinero, el entorno, el ocio, la salud, tu persona y por supuesto, el amor. Entonces, me pregunté qué puntaje del uno al diez le pondría a cada una de ellas y ahí mi camino se esclareció.

Ya sabía que tenía que corregir en mi vida, pero aún no sabía cómo hacerlo. Pero algo sí sabía y era que no me iba a arrepentir por no haber hecho nada.

Hacelo vos también.


DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here