El sexo express conocido también como “el rapidito” o para los millenials como “quickie” son encuentros donde la pareja tiene relaciones sexuales con una previa limitada y con un coito que suele durar pocos minutos. Existe una urgencia de satisfacción que se genera por el deseo sexual que hay entre los dos miembros de la pareja. Lo primero que se necesita para tener un buen “rapidito” es química.

Estos encuentros cargados de adrenalina ayudan a las parejas que llevan muchos años juntos y necesitan darle un condimento más a la relación. Es sumamente importante agregar que si se realiza esta actividad con exceso puede provocar precocidad, con hacerlo esporádicamente alcanza.

La diferencia entre un rapidito y un encuentro sexual común o cotidiano es que en el quickie necesita una previa distinta. Si una pareja se envía mensajes y fotos hot ya está realizando la previa sin necesidad que sea a través de un contacto o si dos personas llevan mucho tiempo sin verse, la previa se hace imaginando la situación antes de llegar al lugar del encuentro.

La manera en que el hombre y la mujer se excitan es muy opuesta. Los varones pueden tardar menos de cinco minutos para estar erectos y listos para penetrar a su pareja. Por otro lado, las mujeres son más complicadas, necesitan de un tiempo para excitarse y eso provoca que se les haga más difícil tener un orgasmo en un rapidito, pero todo se puede solucionar con algún lubricante sexual o con unos segundos de sexo oral. La mujer tiene que conocer muy bien su cuerpo para llegar a tener un orgasmo velozmente en un encuentro express.

En esta alternativa sexual se recomienda para parejas que buscan encender ese fuego que la rutina les está apagando. Una buena opción para aumentar la pasión es hacerlo en lugares inusuales como el ascensor, el auto, la cocina, la mesa del living, el baño. Por último, el tip que no se puede pasar es vestirse con ropa fácil de quitar, no hay más tiempo que perder.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here